Semillas del Océano colaborando con la Red de Científicos de la Basura del Pacífico.

Niños evalúan las interacciones bióticas entre la basura y la vida marina

La basura marina está invadiendo las partes más remotas de los océanos, traspasando las fronteras nacionales e ignorando los límites de las áreas marinas protegidas. Actualmente es uno de los problemas más urgentes de conservación marina porque se espera que la cantidad de plásticos continúe aumentando, con impactos crecientes en los ecosistemas marinos. Para lograr diseñar estrategias eficientes que ayuden a mitigar y reducir este creciente problema socioambiental, es fundamental contar con un sólido conocimiento científico sobre las fuentes de la basura y las actitudes de las personas frente a ella.


La “Red de Científicos de la Basura del Pacífico”, ReCiBa Pacífico, es un programa de ciencia ciudadana integrado por investigadores, escolares, profesores y colaboradores de 11 países que comparten la costa del Pacífico desde México hasta Chile. En el programa se aplica el método científico para estudiar el problema de la basura en la costa y proponer acciones para enfrentar esta importante problemática socioambiental. El trabajo de esta Red Latinoamericana se coordina a distancia desde la Universidad Católica del Norte, en Coquimbo, Chile (http://www.reciba.org/es/).


Semillas del Océano, a través de su Coordinadora de Investigación (Jenniffer Ortíz), participó en abril de 2019 en el taller de capacitación para llevar a cabo el programa “Científicos de la Basura” y lo ejecutó en Guatemala en la Escuela Rural Mixta San José Rama Blanca, Sipacate, Escuintla durante los meses de junio a octubre de ese mismo año. El programa se trabajó con 18 niños y niñas de 5to y 6to primaria, quienes aprendieron sobre cómo la basura llega a las playas y océanos, y cuáles son los impactos que causan a la vida marina y a las comunidades costeras.

Estudiantes de la escuela San José Rama Blanca aplicando la encuesta de percepción sobre basura marina a comunitarios (Semillas del Océano, 2019).


Durante el 2019, junto con los estudiantes, se realizaron dos investigaciones colaborativas en simultáneo con los países de Latinoamérica que conforman el programa.  Las investigaciones fueron:

  • Encuesta a la comunidad para conocer las percepciones, actitudes y disposición a actuar de las personas frente al problema de la basura marina.
  • Muestreo de basura e interacciones bióticas en la playa.

Los resultados de ambas investigaciones indicaron que en la localidad de San José Rama Blanca hay un problema con la basura marina que se acumula en la playa. Muchos comunitarios encuestados están conscientes del problema, más no se consideran responsable del mismo ya que indicaron que las fuentes principales son los turistas y los ríos. Entre las soluciones que los encuestados recomendaron destacaron la realización de limpiezas de playas, seguido por las multas y restricciones a turistas, sin embargo, se considera que estas son acciones de mitigación al problema y no de prevención.  En otros países la educación ambiental se ha sugerido como una de las principales soluciones para evitar o reducir el problema.

Entre los resultados obtenidos al estudiar las interacciones entre los organismos marinos y la basura, se observó que sólo el 11% de los desechos marinos presentan interacción.  El total de estas interacciones se observaron en objetos plásticos, posiblemente por su porosidad, flotabilidad y persistencia.  Entre los organismos marinos que se encontraron, dominaron los briozoos incrustantes, seguidos de los percebes, ambos son grupos de invertebrados filtradores. En la playa de San José Rama Blanca, la mayoría de los objetos con adherencia tenía pocas colonias u organismos de muy pequeño tamaño, indicando que estuvieron poco tiempo en el mar. Otros objetos, aunque no tuvieron interacciones, ya mostraban indicios de haber estado por un tiempo en el medio ambiente (botellas sin etiquetas o con el plástico opaco), lo cual podría indicar que fueron transportados por los ríos que desembocan cerca de esta playa, o que provienen de alguna otra playa del área con fuerte actividad turística.

Estos resultados, producto de la ciencia ciudadana, sugieren que es necesario tomar acciones a nivel local para prevenir el problema de la basura, pero principalmente se deben tomar acciones a nivel regional para integrar a la mayor cantidad de comunidades a lo largo de la cuenca hidrográfica. Además, se requiere de acciones de mitigación en áreas turísticas cercanas.

En enero de 2020, la bióloga Jenniffer Ortiz, representante de Semillas del Océano, participó junto a 35 docentes y colaboradores de 11 países latinoamericanos, en el taller final de evaluación y prevención del proyecto “Talleres de Capacitación en Investigación Colaborativa de Basura Marina para Países de la Costa del Pacífico de América Latina”, iniciativa financiada por el Fondo Chile del Gobierno de Chile, a través de PNUD y AGCID.  Como resultado del taller se elaboró el informe de resultados de las dos investigaciones colaborativas ejecutadas en 2019, se desarrollaron cápsulas audiovisuales y se planificaron acciones locales para realizar con los estudiantes del programa durante este 2020.  Este año, también se realizará un muestreo de basura en la playa, para conocer su abundancia, composición y fuentes principales.

Para mayor información sobre la participación de Guatemala por favor, contactar a: [email protected]

#SemillasDelOcéano #SembrandoLaSemillaDeLaConservación #QuéBuzo #ODS4 #ODS12 #ODS14 #ODS15 #CienciaMarina

Iniciar chat
Necesitas ayuda?
Hola, como podemos ayudarte?
Powered by